miércoles, 10 de julio de 2013

Falsedad e hipocresía....

Me impacté e inmóvil me quedé...
Lo había entendido completamente...
¡Todo era un engaño!
Me mentiste, me heriste,
me dejaste una herida irreparable,
de nada sirve tu perdón,
si ya destrozaste mi corazón.
Lo apuñalaste, lo golpeaste
y aun estando vivo lo enterraste.
Con tu cinismo e hipocresía,
muerta en vida me dejaste.
Eras mi héroe, mi ídolo...
¡Sos un cobarde!
Te burlaste y fingiste adoración,
por un ser que de verdad te amó.
Me equivoqué al decir,
que de mayor, quería ser como vos.